25 años de Luis Donaldo Colosio Murrieta

Hoy se cumplen 25 años en que perdió la vida Luis Donaldo Colosio Murrieta, en memoria de quien fuera mi compañero en el Senado de la República, me voy a permitir hacer unas reflexiones sobre el pensamiento de este gran líder político.

Donaldo fue un hombre bueno y noble que trabajo para ganarse la credibilidad de la gente a través de sus discursos, convencía a la población de que él realmente significaba un cambio para México.

El señalaba que quien se quisiera dedicar a la política debe pensar siempre en actuar de buena fe, no considerar el servicio público como un botín, ni el ejercicio del poder como el arte tenebroso de intrigar a los demás.

Era un hombre que aprendió a hacer política, a mover las piezas en forma estratégica y bien cuidada, sabía ejercer su don de mando, comunicaba con la gente en forma impresionante por su sencillez, cuando invitaba a que votaran por su proyecto para la Presidencia basado en sus ideales, lo hacía hablando con autenticidad y haciendo a un lado la simulación y la mentira.

Luis Donaldo era un infatigable trabajador, para él no había descanso de fin de semana. Su ritmo de trabajo era delirante, había recibido un partido dividido al cual quería transformar rompiendo vicios históricos, estaba convencido de lograrlo, teníamos la seguridad de que lo iba lograr por ser un hombre habituado en la cultura del esfuerzo, estaba dispuesto a trabajar al límite de su capacidad.

Estaba cabalmente convencido de la imperiosa necesidad de lograr el cambio democrático dentro del partido y sabía cómo llevarlo a cabo, era un hombre con sensibilidad política y con visión modernizadora.

En alguna ocasión me llamo mi amigo y compañero Senador Eduardo Robledo, otro de los grandes amigos de Luis Donaldo, a un desayuno en la casa del Senador Alfonso Martínez Domínguez, le pidió Donaldo que invitara a cinco compañeros para comentar sobre su posición como titular de la Secretaría de Desarrollo Social. Después de haber recibido un partido a la baja y haberlo devuelto al alza con el saldo altamente positivo de las elecciones federales de 199. En la reunión, Don Alfonso le comento que con la designación como Secretario y miembro del gabinete automáticamente se había vuelto un candidato natural a la Presidencia de la República.

Como bien lo expuso Adrián Gallardo: “Colosio trabajó por la modernización nacional, no a partir de visiones parciales y líneas verticales, sino con base en una visión equilibrada entre cambio social, económico y político a través del diálogo, los acuerdos y los consensos.

Por eso hoy la mejor manera de honrar a Luis Donaldo Colosio es impulsando la transformación de México, con la fuerza de la razón, pero también con la fuerza de la política, con liderazgo incluyente y visión de Estado.

Cada vez que el interés público se abre paso frente a las distorsiones que imponen los intereses de unos cuantos; cada vez que los mexicanos acreditamos que la democracia es competencia, pero también cooperación; cada vez que el discurso del enfrentamiento cede su lugar al diálogo y a la conciliación; cada vez que el impulso reformador avanza, Colosio está presente.”

Anexo fotografías que dieron cuenta del inicio de la campaña de Luis Donaldo en Huejutla Hidalgo el 10 de enero de 1994 tuve la fortuna de estar en el evento en mi carácter de Delegado Político, además otras que reflejan momentos de convivencia con Luis Donaldo.

Cerraría mi comentario con lo que los hijos de Colosio manifestaron ante el fallecimiento de su padre:

“…Mi padre debe ser, ante todo, una esperanza. No quiero que se le recuerde con tristeza, con desánimo, sino con optimismo, con fe en el porvenir de México. Cierto, el suyo fue un futuro que no fue, pero también es uno que puede ser…”

Luis Donaldo Colosio Riojas

…Luis Donaldo Colosio Murrieta, mi papá, vino a revolucionar, vino a dejarnos claro que nuestros sueños no se realizan por sí solos, que hay que luchar por ellos y llegar hasta donde sea necesario para alcanzarlos…”

Mariana Colosio Riojas